Personería Jurídica - Resolución I. G. J. Nº 0001744 del 8 de noviembre de 2011

9 de noviembre de 2017

Homenaje al granadero Juan Rabuffi (1888-1909)


El jueves 9 de noviembre una delegación de PVO participó del acto llevado a cabo en la plaza Benito Nazar, organizado por la Comuna 15 y el Rotary Club de Villa Crespo.

El mismo tuvo como objeto la restitución de la placa dedicada al Gral. Benito Nazar y también un homenaje al granadero Juan Rabuffi, al cumplirse ese mismo día un nuevo aniversario de su fallecimiento en Boulogne sur Mer, Francia.

Al acto concurrió una guardia de honor y un trompa del Regimiento de Granaderos a Caballo Gral. San Martín”, integrantes del Escuadrón de Granaderos Reservistas, guardia de honor del Regimiento de Artillería 1 “Brig. Gral. Iriarte”, guardia de honor de Patricios de Vuelta de Obligado, efectivos de la Policía de la Ciudad,, historiadores locales, autoridades de la Comuna 15 como también del Rotary Club de Villa Crespo, escolares  y numerosos vecinos de la zona.

El acto comenzó con la entonación del Himno Nacional y continuó con alocuciones referidas al Gral.  Benito Nazar y al granadero Juan Rabuffi.

Acto seguido se procedió a la inauguración de tres placas.  En las proximidades de la correspondiente al granadero Rabuffi se plantó un ceibo, agregándole al foso una pequeña porción de tierra procedente del Campo de la Gloria de San Lorenzo, Pcia. de Santa Fe.

El evento finalizó con un toque de silencio por parte del trompa del Regimiento de Granaderos a Caballo y el posterior arrío de la bandera  situada en el mástil de la plaza.  Esa misma bandera que día tras día nuestro querido amigo Daniel Cortiñas se encarga de izar y arriar con la participación de los vecinos.

Un acto simpático tuvo lugar con la presencia del pequeño granadero Mateo, de tan solo tres años, a quien el Jefe del Regimiento de Granaderos a Caballo, coronel Oscar Armanelli, otorgó el título de “Granadero Honorario” y ordenó la confección para él niño de un uniforme “igual al de los granaderos”.
 

Hermosa jornada que fue posible gracias a la iniciativa de los señores Daniel Cortiñas y Daniel del Valle Iñigo, contando con el apoyo de los Patricios de Vuelta de Obligado. 


Para los PVO fue un enorme placer el haber podido compartir un evento más con nuestros hermanos del Escuadrón de Granaderos Reservistas.

 

¿Quién fue el granadero Juan Rabuffi?
 


 

7 de noviembre de 2017

LOS PATRICIOS DE VUELTA DE OBLIGADO EN RADIO MI PAIS (AM 1170) CON EL "TATA VIEJO", RICARDO DE CESARE



La Bandera de la Confederación Argentina que ayer, 6 de noviembre, le entregaron Oscar y Gabriel Turone en nombre de los Patricios de la Vuelta de Obligado (PVO) a Ricardo De Cesare para el Museo de Contando Historias, en el mes del aniversario de la Batalla de la Vuelta de Obligado. Lo mismo un ejemplar de la obra "Los Patricios en los tiempos de Rosas" de Gabriel Turone.
 
 
 
 
 

24 de octubre de 2017

Presentación del libro "Los Patricios en los tiempos de Rosas" de Gabriel O. Turone


Fue presentado el martes 24 de octubre de 2017, en horas de la tarde, y en el Salón Hardoy del Cabildo de Buenos Aires, la obra Los Patricios en los tiempos de Rosas de Gabriel O. Turone.  Contó el evento cultural con un nutrida cantidad de asistentes, destacándose varias figuras tales como los ex jefes del Regimiento “Patricios”, hablamos del general de Brigada (R) VGM Carlos María Marturet y del coronel (R) Carlos Bove, el capitán (R) Prof. Orlando W. Falco (director del Museo Criollo de los Corrales de Mataderos), el Senador Nacional (MC) Oraldo N. Britos, el historietista José Massaroli y un nutrido grupo del Escuadrón de Granaderos Reservistas que se hizo presente con sus respectivos birretes e insignias. También estuvo la Sra. Lucía Sambataro en representación del Instituto de Investigaciones Históricas “Juan Manuel de Rosas” de Gral. San Martín.

Es de destacar, asimismo, que el Regimiento de Infantería I “Patricios” envió a la presentación una delegación compuesta por el teniente 1º Matías Sebastián Riveros, el cabo 1º Pablo Flores y dos soldados con uniforme histórico, los cuales, estos últimos, hicieron una guardia de honor a la entrada del salón donde se llevaba el evento.

Los presentadores de la obra de Turone fueron el Dr. Mario “Pacho” O’Donnell y el Ingeniero Leonardo Castagnino, personalidades comprometidas con el revisionismo histórico y de prolífica bibliografía puesta al servicio del esclarecimiento mental de la población.  Uno de los miembros del Escuadrón de Granaderos Reservistas, hablamos del Prof. VGM Horacio Fórmica, ofició de maestro de ceremonias, dando lectura a los antecedentes de ambos presentadores con voz clara y firme.

Quien primero habló fue Castagnino, quien resaltó, entre otros conceptos, la larga amistad que mantiene con el autor de la obra y lo minucioso de sus trabajos, lo cual, dijo, se ve reflejado en Los Patricios en los tiempos de Rosas. Resaltó, al mismo tiempo, que en el libro se dan a conocer muchas de las más importantes batallas de la época federal en las que actuaron los Patricios, como Rodeo del Medio, Quebracho Herrado y otras.

Por su parte, el Dr. O’Donnell empleó su tiempo poniendo en práctica una modalidad poco habitual, pero no por ello menos interesante, como es la de entrevistar al autor del libro haciéndole algunas preguntas puntuales sobre su obra y tendientes a desarrollarlas en amena conversación.  De allí, que O’Donnell lo invitó a Turone para que comente un poco acerca de lo actuado por el Regimiento “Patricios” durante su estadía, entre 1829 y 1833, en las islas Malvinas, o bien para que lo concerniente al homenaje que, con participación del “Uno Grande”, se le realizó al brigadier general Cornelio Saavedra durante la primera gobernación de Rosas.
 
“Pacho” O’Donnell elogió “la cantidad de anécdotas y datos cotidianos que contiene la obra”, lo que la vuelve “muy amena y de fácil entendimiento para el lector que desconoce aspectos de la vida militar de nuestro país”.  En otro pasaje de su disertación, felicitó a Turone porque siendo el propio O’Donnell autor de un libro exclusivamente dedicado a la batalla de Vuelta de Obligado, el trabajo Los Patricios en los tiempos de Rosas contiene “información que no conocía sobre lo acontecido el 20 de noviembre de 1845”, lo que mereció el aplauso del auditorio.

Gabriel Turone, el autor, agradeció en primer término la exitosa convocatoria, lo mismo a los camaradas de la Asociación Patricios de Vuelta de Obligado, de la cual es su vicepresidente, por acompañar la velada vestidos con el uniforme del 2º Batallón de Patricios de Buenos Aires, interesante propuesta que no pasó desapercibida para el público en general.

Turone organizó su presentación a través de varios ejes temáticos, el primero de los cuales apuntó al desconocimiento y ocultamiento que se hizo de los aspectos militares de la Federación y, a raíz de ello, de la escasísima bibliografía que se ha hecho referido al tema.  “En 211 años de historia que tiene el Regimiento “Patricios”, se han escrito solamente tres obras del mismo”, apuntó Turone, agregando que esos libros son “el de Alberto Scunio, titulado “Patricios “y escrito en 1967, el que para el año 2000 hicieron Isidoro Ruiz Moreno y Miguel Ángel De Marco, y el mío”. De los dos primeros, añadió que “solamente le dedicaron unas nueve páginas en total a lo actuado por los Patricios durante el rosismo, mientras que yo ahora hice un libro de esa etapa que consta de casi 270 páginas”.

En una parte de su plática, Turone manifestó que “ese ocultamiento y desconocimiento que se tiene de los regimientos y batallones de la época de Rosas, tiene que ver con una mentira dicha ex profeso, relativa a lo que llegaron a expresar las instituciones que erigieron los triunfadores de Caseros, de que no hubo y no existió un Ejército Argentino entre 1829 y 1852”.  Y esbozó una pregunta retórica: “Si es así como sostienen, ¿entonces es mentira el lema del escudo del Ejército Argentino, que dice que “nació con la Patria en mayo de 1810’?”.  Al menos, esto provocó un momento de reflexión entre todos los presentes en el Cabildo.

El segundo punto abordado por el autor de Los Patricios en los tiempos de Rosas, fue el hecho de que la obra “no es un panegírico del regimiento, porque el revisionismo se encarga de la investigación desapasionada de los documentos y archivos”, de allí que “en este libro tuve que poner el asesinato de Francisco Mestivier, comandante civil y militar de Malvinas, por parte de un soldado Patricio en 1832”, acto que dejó mal parada a la histórica unidad criolla en ese lapso de tiempo durante la Santa Federación.

El final de su presentación, Turone lo reservó en ponderar lo “genuinamente popular del Regimiento “Patricios”, en cuanto el mismo estuvo compuesto por hombres del pueblo”, y nombró, entre éstos, a “hojalateros, pulperos y tenderos” que formaron parte de la tropa del “Uno Grande” en la época de Rosas, de acuerdo a la documentación expuesta en el trabajo.  También el hecho de que uno de los batallones de Patricios a punto estuvo de darle muerte, en suelo uruguayo, a Giuseppe Garibaldi, el corsario que actuó en nombre de Gran Bretaña para mancillar el pabellón nacional y asolar distintas localidades de Entre Ríos y de aquellas otras que eran controladas por los partidarios blancos del general Manuel Oribe.

Los aplausos tronaron en el Salón Hardoy del Cabildo citadino al concluir el lanzamiento oficial del trabajo de Turone, mas no sería lo último, pues, acto seguido, se proyectó e hizo escuchar por vez primera un video sobre la Oración a los Patricios de la Vuelta de Obligado, composición del capitán Darío Bouche inspirada en toque de época.  La pieza recuerda todos los toques del sargento Donato Álvarez, trompeta de órdenes en aquella gloriosa jornada del 20 de noviembre de 1845.   Los sones fueron acompañados por distintas imágenes que mostraban las actividades desplegadas por los Patricios de Vuelta de Obligado en sus casi 10 años de historia.

Consabido es, que, concluida la jornada, el autor de Los Patricios en los tiempos de Rosas fue abordado por varios de los asistentes quienes, ejemplar en mano, le solicitaron que estampara una dedicatoria en la primera página.  Y entre el bullicio reinante, algunos se quedaron conversando animadamente mientras otros emprendían la retirada, haciendo observaciones de lo que acababa de concretarse en el histórico Cabildo de Buenos Ayres, sitial que se remonta a lo más sagrado de nuestro devenir, y que, justamente, tiene por custodia eterna a los soldados del glorioso Regimiento de Infantería 1 ¡Patricios”.

Finalmente queremos agradecer a las autoridades y personal del Museo Nacional del Cabildo y la Revolución de Mayo, y de manera especial a su director el Dr. Gabriel Di Meglio, por habernos facilitado la hermosa sala donde fue presentado el libro y por las atenciones recibidas.

 

21 de septiembre de 2017

2 de septiembre de 2017

Encuentro con el Cnl (R) Héctor E. Sánchez, Jefe del RI1 en 1991/92


En el marco de la celebración por el 25º Aniversario de la Fundación “El Uno Grande de Buenos Ayres”, que tuvo lugar en el Salón “Patricios” de los cuarteles del Regimiento de Infantería I ‘Patricios’, los Patricios de Vuelta de Obligado (PVO), invitados para la ocasión, tuvieron un inesperado encuentro con uno de sus amigos predilectos, el Cnl (R) Héctor Sánchez.

 Con este distinguido ex Jefe del RI1 –lo fue entre 1991 y 1992-, existe una camaradería que se extiende hacia aspectos los más variados, como ser la historia, el patriotismo, la admiración por la figura del brigadier general Juan Manuel de Rosas y la constante preocupación por despertar, en el público en general, las tradiciones y las esencias de nuestros orígenes.

 Fue así, que Gabriel y Oscar Turone, Vicepresidente y Secretario de PVO, respectivamente, fueron a su encuentro en momentos en que se estaba desarrollando el evento por las bodas de plata de la Fundación. Tras los primeros saludos y abrazos, los tres se quedaron conversando animadamente; el militar retirado los felicitó por la labor emprendida a través de la Unidad de Recreación Histórica PVO. En un momento dado, se le obsequió al Cnl (R) Sánchez un cintillo punzó, el cual se lo prendió de la solapa de su saco para no quitárselo más durante el transcurso de la noche.

 Como Héctor Sánchez no se iba a quedar por muchos días en Buenos Aires, se le prometió que el sábado 2 de septiembre en horas de la mañana, se acercarían miembros de PVO a hacerle entrega de un ejemplar de la obra Los Patricios en los tiempos de Rosas, cuya autoría se debe a Gabriel O. Turone, promesa que fue cumplida.
 
Para ello, Sánchez los citó antes del mediodía en la Residencia Militar, situada en las inmediaciones de los cuarteles de Palermo, donde los aguardaba con su hija y su yerno, ambos residentes en la zona norte del Gran Buenos Aires.

 Al igual que en el día anterior, don Héctor Sánchez fue cordialísimo y los distinguió con la mayor amabilidad, al tiempo que se mostró claramente emocionado por el ejemplar del libro que le fue regalado, y que fue acompañado de cintillos punzó con otros diseños que el que lució en su saco en el Salón “Patricios” de la unidad militar unas horas antes.

Demás está decir, que pidió que el autor del libro estaba invitado para una futura presentación del mismo en la Provincia de Catamarca, donde el Cnl (R) Sánchez preside la Asociación Sanmartiniana de Catamarca, teniendo la generosidad de hasta ofrecerle su vivienda en el caso de no contar el joven escritor con una morada en aquellos pagos del noroeste argentino.

Las imágenes que acompañan a esta nota, refieren, precisamente, a los momentos descriptos en los renglones anteriores, reflejo, acaso, de una entrañable amistad entre personalidades que, con tesón, conducta y voluntad, difunden y no dejan morir las cosas nuestras.

6 de mayo de 2017

Arrío de la bandera en la Plaza Gral. Benito Nazar

El vecino Daniel Cortiñas, oriundo del barrio porteño de Villa Crespo, hacía tiempo que deseaba que los Patricios de Vuelta de Obligado (PVO) lo acompañaran en el hermoso acto de arriar el pabellón nacional del mástil que está ubicado en la plaza General Benito Nazar.
 
Esa acción, que inflaba el pecho de la estudiantina por el inmenso placer que generaba el ser elegido para honrar el símbolo máximo de nuestra nacionalidad, Cortiñas lo comenzó a poner en práctica, de forma diaria, desde el mes de diciembre de 2016.  Para ello, Cortiñas convoca a vecinos, personalidades y delegaciones de instituciones ciudadanas a fin de izar y arriar la bandera nacional.  El ritual, simple y patriótico, le surgió cuando observó el deterioro del mástil y la soledad que lo acompañaba.  Entonces, decidió comprar una bandera y, a las 6 de la madrugada de un día de diciembre, procedió a izarla.  A las 18 horas la arrió y se retiró a su hogar, mas con la promesa de regresar al día siguiente.  Desde entonces, no ha faltado un solo día sin que flameara en lo alto nuestra enseña nacional.

Advertido de la existencia de los PVO, Daniel Cortiñas les cursó la invitación, la cual fue aceptada con mucho gusto.  Por eso mismo, una delegación de tres uniformados con la vestimenta del 2do. Batallón de Patricios de Buenos Aires, que llevaron consigo la Bandera de Guerra de la unidad, se presentaron a las 18 PM del sábado 6 de mayo próximo pasado para el arrío del patrio pabellón.  Entre curiosos y sorprendidos, algunos vecinos que habían llevado a sus hijos a los juegos de la plaza Benito Nazar, observaban desde lejos la presencia de los PVO.  En un momento se arrimaron Cortiñas y su esposa, y después hicieron lo propio algunos entusiastas que no se cansan de asistir, durante las mañanas y las tardes de Villa Crespo, al respeto brindado a la bandera argentina.

Unos niños de corta edad, que estaban compartiendo con sus padres aquellos momentos a pocos metros del mástil, fueron invitados para que, una vez que los dos PVO arriaran la bandera, la tomaran con sus manos y la devolvieran al señor Daniel Cortiñas, por supuesto que con la precaución de plegar el lienzo para que quedara con el sol arriba.  Mientras duró el acto, todos los que en ese preciso instante se hallaban en la plaza dejaron sus actividades y guardaron respetuoso silencio.  Fue un momento sumamente agradable que invitaba a reflexionar aquello de que, aún en la época del relativismo, existe un inquebrantable amor por aquellos símbolos que representan lo que fuimos, somos y seremos.

En la trastienda hemos conocido a otras personalidades más, entre ellas el secretario de Espacio Público de la Comuna 15, Alejandro Agustín Raimundo, y al Presidente de la Junta de Estudios Históricos de Villa Crespo, Hugo Tornese, quienes también se mostraron agradablemente sorprendidos por la presencia de los PVO en el lugar.   Seguidamente, la delegación de PVO fue invitada a ingresar la Asociación Benito Nazar (sita en Antenaza 340), imponente edificio que se halla frente a la plaza homónima y que fuera la antigua residencia de los descendientes del renombrado general.  No se trató de una incursión ordinaria, pues tenía un propósito de nobles finalidades.  Apenas ingresando en el hall central, un cuadro imponente del general Benito Nazar, de acérrima actuación en las filas del unitarismo, sobresalía del resto de los objetos allí alojados.  Todos se acercaron al cuadro, uniformados de PVO y civiles que nos habían acompañados, para sacarnos una serie de fotografías con la Bandera de Guerra del 2do. Batallón de Patricios de Buenos Aires, uno de cuyos lemas reza: “Mueran los Salvajes Unitarios”.
 
Decididos federales se sacaban una instantánea junto al retrato del general unitario Nazar, quien peleó contra Rosas en la Batalla de Caseros de 1852.  Ésta fue otra acción, de sencilla ejecución, que tuvo por finalidad la de dejar de lado los divisionismos históricos que, desde sus orígenes, han evitado el desarrollo y la plenitud de nuestra patria.

Bienvenido sea, entonces, pensar que, sea con el arriamiento de nuestra bandera como con esta fotografía unificadora de opuestos, se puedan alcanzar, aunque sea por un momento, el respeto hacia nuestras cosas más sagradas y la tan postergada pacificación de los alborotados espíritus de nosotros, los argentinos.